Expedición Cultural

Revista Digital sobre Cultura Under Argentina. Artistas y lugares para conocer. Una expedición contínua hacia las distintas disciplinas del arte. Artistas emergentes. Música, Teatro, Cine, Literatura. Un viaje lleno de entrevistas, opiniones y más

Leonardo Gauna: «Trabajá de lo que te gusta y no trabajarás un solo día»

Hola Leonardo, ¿Cómo estás? gracias por compartir este rato con nosotrxs.
Nos gusta pensar a lxs artistas plásticxs como aquellxs niñxs que nunca soltaron el crayón. Que, en un acto de lo más genuino, hicieron de su diversión, su vocación. ¿Es así? Contanos un poco de vos y tus primeros acercamientos al arte.
Bueno, claramente, Ursula K. Le Guin dice “Un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido”, frase con la que estoy muy de acuerdo, pero no me gusta romantizarla. Mi comienzo fue como todos, dibujando historietas y comics, recuerdo claramente copiar el pico del Pato Donald, Mafalda y algunas historietas que daban vuelta por ahí.

¿En qué momento tomás la decisión de formarte como artista?
Tuve un golpe de suerte cuando tenia 10 años, con mi hermana ganamos un viaje a Disney en el Agujerito sin fin. Fue ahí donde vi que existía una profesión y personas que vivían a diario de hacer lo que yo en las tardes de mi casa. Me acuerdo de esa revelación, que comenzó con un golpe de suerte, pero hizo falta algo más. Lo más importante fue encontrarme casi terminando la secundaria con una docente que insistió sobre esto que disfrutaba mucho. Silvana Zanou no solo me ayudo a animarme por aquellos años, fuimos además grandes amigos, y es quien considero mi única maestra.

¿Cómo es en tu caso “el camino de la idea”? Aquel sendero que recorre una obra desde su concepción intelectual hasta quedar lista para exhibirse?
Uh, no hay uno solo. Creo que últimamente disfruto muchísimo de las múltiples formas que el lenguaje tiene, es uno de los aspectos que más me gusta de la disciplina. Como el frente de una casa donde uno puede entrar por los lugares mas tradicionales, pero también trepar un tapial, romper un vidrio, o ni si quiera entrar. Creo que el arte, o el lenguaje de la ilustración, es principalmente eso, una invitación a compartir un espacio, un momento, o una reflexión. Entonces algunas veces la idea es importantísima para la ejecución, o el propio momento de dibujar, de ejercer fuerza con un lápiz sobre una superficie. Pero otras encuentro que sin estar con los materiales en la mano uno puede invitarse a imaginar, decidir y diseñar. Claro que soy más metódico cuando trabajo para publicaciones donde el texto o la idea no me pertenece, en ese caso me es importante documentarme, investigar y sobre todo pensar, dar vueltas los elementos recolectados como ingredientes hasta dar con alguna sensación que me agrade, esto a veces lleva tiempo, y otras te sorprende mirando por la ventana de un colectivo.

Existen muchas personas que dedican gran parte de su vida al arte y aún así no logran lo necesario para subsistir de su trabajo como artistas. También existe otro grupo que al ver que su vocación artística no les va a generar ingresos económicos a corto o mediano plazo, la postergan o incluso la van resignando poco a poco. ¿Cómo fue y cómo es tu experiencia? ¿Qué alternativas encontraste para sostenerla y que puedas transmitir a otros que están arrancando? y ¿Cuáles fueron tus búsquedas y aspiraciones al afrontar esta vocación?
Si, existen por igual ambas frases, “trabaja de lo que te gusta y no trabajarás un solo día”, o “trabaja de lo que te gusta y no te gustará más”. Es una batalla que se lleva en cada proyecto, a veces cada día, donde en algunos trabajos uno prefiere la visibilidad al pago, o el pago a la calidad de recursos, o el total dominio del proyecto a una carga horaria; se van analizando, hay un termómetro personal. Creo que tener una buena percepción de nuestro deseo es importante, tal vez lo más importante, el resto es estrategia y eso se aprende, se observa y analiza. Yo entré a la Universidad buscando salir de ella siendo un pintor de caballete, de los de antes, de oleo y bastidor. Y la realidad fue que los cambios sociales y tecnológicos de los últimos años, en redes, publicaciones y usos de la ilustración me dieron un golpe en la cara. Me hicieron dar cuenta que lo que yo quería era la gimnasia, la publicación e interacción con todos estos aspectos que creo son los más identitarios de este comienzo de siglo.

Sabemos que a lo largo de tu carrera participaste de gran cantidad de proyectos nacionales e internacionales, entre ellos, el Proyecto Ventanas, que nos encantó. ¿Cómo surge esta idea y cómo fue su desarrollo, pre-producción y la elección de lugares?
La idea inicial fue interactuar con un desarrollo artístico en la ciudad de La Plata que tenia que ver con los espacios urbanos, y la idea fue llevar mis ilustraciones a vidrios en espacios o museos. Comencé en las casas de algunos amigos y colegas, y luego me fueron invitando de bares y espacios culturales. Surgieron algunos viajes y fui coordinando primero con instituciones o museos a donde me dirigía, pero luego fue al revés, logré planificar mis viajes en torno a algunas propuestas. En el comienzo no era algo muy común, al día de hoy pasaron casi 10 años dibujando ventanas, donde visite y dibuje en ciudades como Tokyo, Paris, Berlin, Ney York, Belo Horizonte y otros lugares maravillosos.

El arte y la cultura de nuestro país pasó por un año difícil, la pandemia no sólo complicó a centros culturales, teatros, salas y lugares de exposición sino también a nuestrxs artistas en sus espacios personales y creativos. Contanos ¿Cómo fue para vos este año tan particular?
Fue bastante raro para ser sincero. Sobre todo porque mi trabajo esta muy vinculado a contactos sociales, y sobre todo afectivos, ver amigos y personas que admiro esta directamente ligado a mi producción. Entonces tuvo un efecto anímico bastante considerable. Digo esto porque el resto de mi trabajo ya era bastante pandémico, la ilustración es un trabajo solitario muchas veces, pero creo que parte del placer que me produce es poder tener el control sobre ello, cosa que se hizo difícil estos meses.

¿En qué estás trabajando actualmente?
En cerrar el año con algo de dignidad.

¿Hay alguna pregunta que no te hicimos y te hubiese gustado responder?
¿Qué es la dignidad?

¿Qué hubieses respondido?
No dejar de dibujar puede ser un comienzo.

Muchas gracias Leonardo por pasar por Expedición! Dejanos tus redes y contacto para que lxs lectores puedan conocer más de tu increíble trabajo y contactarse con vos.
Para seguir tejiendo redes culturales, y del mismo modo que llegamos a vos por recomendación de Tati Catelani te pedimos que nos recomiendes un artista cercano a quien consideres que deberíamos conocer.

Lola Cereceda / es co- directora de Adictos Gráficos, pero que la entrevisten individualmente estaría buenísimo https://www.instagram.com/lolacereceda/
y el instagram de su estudio de diseño, donde hay mucho de su trabajo https://www.instagram.com/adictosgraficos/ y también recomiendo a la ilustradora Paula Gímenez https://www.instagram.com/paulamarianela/

 


Te recordamos que la revista es autogestiva y necesitamos tu colaboración a través de la app cafecitos a fin de crecer como medio de comunicación y sostener la difusión de artistas independientes.

De esta manera podemos llegar a más gente, y fomentar eventos vía streaming; entrevistas y sorteos!

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *