Expedición Cultural

Revista Digital sobre Cultura Under Argentina. Artistas y lugares para conocer. Una expedición contínua hacia las distintas disciplinas del arte. Artistas emergentes. Música, Teatro, Cine, Literatura. Un viaje lleno de entrevistas, opiniones y más

Tatiana Catelani – Escenografía hecha canción

Es una de esas figuras fascinantes que, por diversas razones, reúne en su composición la combinación perfecta de curiosidad y talento.

Nos gustaría, si acaso eso es posible, atravesar su historia para ir desgranando su versatilidad artística analizando cada una de sus facetas; empezando por la construcción de cada mundo y criatura mágica que nos presenta en sus obras y que nos ponen ineludiblemente a viajar por el universo que nos propone a pinceladas.

Sus obras resultan idealizadas y complejas por la dimensión del color, de las formas, de la concreción en escena viva, una vía tangible que traduce su forma de concebir y promover la curiosidad y en esta tarea, avanzar en la combinación de técnicas y caminos diversos para explorar su talento, para poner en juego su singular modo de expresión.

Hola Tatiana, bienvenida a Expedición!

¡Buenas! Qué hermosa introducción, gracias por la invitación y el interés por mi trabajo.

Llevanos de la mano a través de tu historia. ¿Quién es Tatiana, cuál es su formación, que recorrido nos podés señalar que te trajo a este presente tan interesante?

Me gusta autodefinirme como alguien que nunca dejó de dibujar, realmente encontré desde la primera infancia un modo muy acertado para comunicarme, desde muy temprano supe que éste era mi lenguaje, en el que podía fluir con naturalidad.

La primera «formación» que tuve fue en la Facultad de Artes (hasta hace poco llamada Facultad de Bellas Artes) en La Plata. No tuve dudas, fui directo a esa universidad sin visitar otra y enseguida entendí que era donde quería habitar mis próximos años.

En el recorrido de la carrera siempre valoré y agradecí las amistades y colegas que la facultad me posibilitó conocer, creo que el entramado social de la carrera es lo más jugoso a fin de nutrir nuestros procesos. Esa generosidad colectiva y también mi curiosidad que me mantiene inquieta, me llevó, por ejemplo, a conectar mis dibujos con la música.

Esa misma inquietud me llevó a viajar y desarrollar mis dibujos en México, en otros lugares del mundo. Este es, sin dudas, un ingrediente clave en el crecimiento personal. Los viajes son grandes posibilitadores de más contacto humano para seguir expandiéndome.

Una cosa fue trayendo la otra y esos puentes sociales fueron tejiendo los hilos que me forman como la hacedora visual que soy hoy.

¿Cuál fue la primera expresión artística en cautivarte?

Uy, qué difícil ésta pregunta. Me he cautivado bastante a lo largo de mi recorrido como espectadora. Pero me resuena nombrar acá que si hay algo que siempre tocó mi alma con intensidad, es la animación tradicional: las primeras películas de Miyasaki. Incluso de más chica cuando supe que mis dibujos podrían tener movimiento, ya empecé a fantasear con trabajar de eso algún día.

La combinación de diferentes propuestas y apuestas nos sorprende y nos asiste la curiosidad de cómo se hace para realizar portadas de disco, ilustraciones en público, montaje de escenografías vivas, murales, muñecos de arcilla, animación y más aún. Contanos tus propuestas y proyectos. El «cómo hice»…

Siempre fui muy curiosa y con dificultades para acotar las expresiones artísticas que me convocaban, hasta que entendí que mi modo de multifunción me gusta y me representa, al menos por ahora, sin declarar sentencia. Creo que entre ellas se van alimentando y me expanden. Lo que sí intento es equilibrarme para no perder el eje, como un péndulo entre la incomodidad por la estabilidad como motor para seguir creando y el movimiento constante que no permite profundizar.

La música siempre me atravesó, hice danza muchos años, también exploré el teatro, me gustaba dibujar e interpretar canciones, podía identificar cómo afectaba al trazo, como si danzara con el lápiz. Siempre dibujé con música y no tardé en percibir la influencia que tiene la música en la imagen y viceversa.

El año pasado y principios de éste hasta que empezó la cuarentena, participé del dibujo en vivo en escena en PAN (proyecto de Santiago Vázquez) donde el ensamble musical es dirigido por señas, y mis dibujos acompañaban esa rítmica. Fue muy interesante, jugaba intuitivamente a interpretar esas señas a mi manera y expresarlo en el dibujo: Me encantó trabajar con ese equipo, fue muy nutritivo, y tuve la oportunidad de compartir escenario con artistas increíbles que admiro profundamente.

Nos encantan los cruces artísticos en donde pueden convivir varias disciplinas concibiendo una experiencia sensitiva/sensorial mucho más abarcativa. Contanos ¿cómo fue que empezaste a hacer este tipo de presentaciones con músicxs en escena? y cómo fue el resultado?

El dibujo en vivo fue surgiendo casi accidentalmente, no lo «proyecté» (jaja) demasiado, alguna vez me invitaron a hacerlo y empecé a probar, coincidió que en esos tiempos estaba estudiando diversos programas digitales, entonces elegí mi favorito y arranqué a buscar un estilo ahí.

Me gusta indagar en el modo de nombrarlo (Escenografía Viva) porque nunca fue la idea exponer dos expresiones (la música y el dibujo) y combinarlas, sino integrarlas en una composición completa. Me gusta que el trazo ilumine e inventar una escena que involucre al intérprete musical como un personaje más, en un mundo inventado por mí: la escenografía de su canción.

Así también llegué a participar de una obra de danza teatro («El Secreto de Clarice») donde es más evidente éste estilo, me maravilla, porque tengo la posibilidad de mutar el ambiente constantemente, que la bailarina viaje de un lugar a otro, e incluso atravesar la cuarta pared coordinando los movimientos de ambas. Un viaje surrealista, en el que por momentos nos olvidemos del «cómo» y sólo miramos la «película», eso quiero.

Creo que esto me convoca, también, de la animación, o de los personajes de arcilla, los murales: integrar personajes y fondos en una escena, jugar con lo real, lo imaginario, y lo surrealista.

Dejanos tus enlaces, plataformas y contactos para que el público esté al tanto de tus novedades y lanzamientos.

Pueden curiosear por mi obra en mi perfil de instagram: @taticatelani/
.
Para seguir tejiendo redes culturales, y así como llegamos a vos a través de @rosal.de.aqui te pedimos que nos recomiendes un artista cercano a quien consideres que nuestro público no debería perderse!

Recomiendo a mi amigo hermano, a quien admiro profundamente:  @leonardogauna

Gracias por todo!

Tati✏️❤️

Gracias Tatiana


Te recordamos que la revista es autogestiva y necesitamos tu colaboración a través de la app cafecitos a fin de crecer como medio de comunicación y sostener la difusión de artistas independientes.

De esta manera podemos llegar a más gente, y fomentar eventos vía streaming; entrevistas y sorteos!

0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *